Ocaso Underground Music Festival 2019

Nos fuimos a vivir de cerca la última edición de Ocaso Underground Music Festival (2 al 7 de enero del 2019). Este evento tuvo lugar en playa Tamarindo Costa Rica, tomamos nuestras cámaras y nuestras libretas y nos aventuramos a ser testigos oculares y auditivos de uno de los festivales de música electrónica con más fuerza en la region. Definitivamente, es un lugar para compartir en donde convergen personas de todas partes del mundo en uno de nuestros tesoros naturales más grandes del Pacífico Norte del país.

Hicimos una reseña por día con lo más destacado desde nuestro punto de vista Irrelevante.

Día #1

Llegamos desde temprano a escuchar a los DJs nacionales que abren el festival en el bar El Be!, el cual llama la atención por estar ubicado a escasos metros de la playa, un sonido funktion one nos recibió mientras algunos miembros de los colectivos locales Gang. y Clubbing Culture afinaban los últimos detalles para la inauguración de esta nueva edición del festival. Ellos fueron los encargados de sonar los primeros tracks de la jornada: Vicher (leer más), Heilyn, Crocodile Time, MAF, Yohan Vindas, David Charpentier y Hassan fueron fueron parte del sabor local que abrió el telón para la fiesta de The Kazbah, este es un colectivo de artistas musicales y visuales, estadounidenses en su mayoría, quienes tienen desde el 2013 su propio campamento en el reconocido festival Burning Man.

Durante doce horas (de 2 de la tarde a 2 de la mañana) se vivió la previa de lo que se venía para este festival en los días próximos. Por esa razón decidimos guardar energía para la intensidad que traería consigo el Ocaso. Entonces volvimos al Hotel a recargar pilas, este festival tiene tiempos de descanso que es un MUST respetar para poder sobrevivir y poder disfrutar al máximo.

Día #2

Este día Ocaso en venía cargado con una buena dosis de tech house de la mano de algunos DJs que poco a poco se han ganado el cariño del público tico, hablamos de miembros del DH crew.

La piscina del Crazy Monkey estaba lista y esperando por el público que fue apareciendo. El opening set en manos de la DJ nacional Brenda Segura fue la antesala ideal para lo que venía. Durante la tarde también llegaron las Lisbona Sisters con un house set lleno de energía, por suerte no tuvimos que esperar mucho más para escuchar a uno de los más esperados por la gente, la segunda puesta de sol de Ocaso cayó en manos de uno de nuestros favoritos, hablamos del señor Andreas Henneberg quien con su tercera participación en el festival nos llevó por un viaje psicodélico lleno de bass.

El resto de la noche estuvo a cargo de Nathan Barato y los miembros del Desert Hearts : Mikey Lion y  uno de los más queridos por su técnica música y  carisma, el famoso Lee “papa” Reynolds.

Día #3

Ir a bailar a la Senda lo comparamos con montar a un caballo salvaje porque esa finca tiene magia, pero hay que ir bien preparado para vivirla, sentirla y finalmente amarla. Entonces no están demás unos zapatos bien amarraditos, un bolso para cargar todas las cosas del grupo de amigos y una actitud de “hoy no me duermo hasta que amanezca” es lo ideal para sobrevivir.

Para los seguidores del deep house era una noche imperdible, pues este era uno de los dos main event y estuvo cargado de sonidos sutiles y profundos (para gustos refinados) en manos de grandes de la música electrónica a nivel global.

Llegamos a la Senda a eso de las 9 de la noche, tiempo perfecto para escuchar a Sacha Robotti, quien estuvo encargado de ponerle el bass y energía a la fiesta antes de que viniera el momento de los big names. Fuimos testigos y partícipes de una gran bailada, la gente empezó a llenar el dancefloor con aplausos y gritos porque definitivamente Sacha Robotti sigue ganando adeptos en Costa Rica tras varias presentaciones en el país en los últimos años. Inclusive notamos la presencia de Kevin Knapp durante todo el set de Sacha, y mientras lo vimos bailar supimos que teníamos que estar presentes el día 4 desde temprano, porque el set de Knapp también era imperdible.

Cerca de las 10 de la noche llega el turno de Uner, el cual se nos pasó muy rápido (lastimosamente se nos fue su set comprando fichas y comida en una de esas paradas de descanso estratégicas). Cuando nos dimos cuenta estaba on decks uno de los platos principales del día 3, el cabecilla del Crosstown Rebels y con música sellos  de renombre tal es el caso de Get Lost, llega Damian Lazarus, quien levantó al público con un set bastante tribal y lleno de percusiones para abrir paso al gran Guy Gerber.

Día #4

El día 4 era sin duda el más esperado por una gran mayoría de asistentes (nosotros también nos incluímos). Era tanta la emoción que pasamos jugando al stalker durante todo el sábado (IG stories professional stalkers here). Notamos que muchos de los headliners venían de Tulum y llegaron apenas para pegarse un chapuzón en el mar al atardecer, tal es el caso de Loco Dice, quien llegó directo de su vuelo en avioneta para irse junto a HOSH a la playa.

JAMIE JONES, LOCO DICE, HOSH eran varios de los nombres que más se escuchaba nombrar entre los asistentes al festival, desde meses atrás. Pocos DJs y extended sets fue lo que escuchamos el sábado en el día 5, y de paso el más intenso, a nuestro criterio.

Luego de descansar todo el sábado hicimos lo que la noche anterior nos prometimos, o sea tempranito camino a la Senda para escuchar a Kevin Knapp, quien luego de pasar el día probando la buena cuchara guanacasteca junto a Sacha Robotti llegó al festival más que listo para su segunda presentación en Ocaso (2018-2019). En definitiva un 10 a la presentación de este artista y un 11 a su carisma y su humildad, seguido del house explosivo de Kevin vino el groove y la elegancia de HOSH; y ahí inició la magia, un deep house tan fancy que para ser honestos no estamos acostumbrados a escuchar en Costa Rica, un golpe bajo para los amantes de la música acelerada y una joya de set para los que ya sabían a lo que venían.

A media noche y llegó el turno de Loco Dice quien con su estilo lleno de vocales y música oscurita reventó y fue uno de los favoritos del público presente según una pequeña encuesta realizada en el festival por parte del equipo de #irlv. Loco Dice fue el telonero perfecto para el amo y rey del festival, el gran Jamie Jones, con un set en el que por dos horas ni el mismo Jamie dejó de bailar (lo que nos pareció curioso, pues luego lo notamos usando muletas), terminó bien puntual a la 4 de la mañana y tomó el control uno que nos viene acostumbrando a cierres épicos en La Senda, Doc Martin de Sublevel records quien este 2019 venía con “feria” ya que eran las 7:30 de la mañana cuando nos fuimos y la senda aún vibraba.

Día #5

Volvimos al Crazy Monkey para una de las últimas fiestas del Ocaso 2019, desde la 1 de la tarde hicimos acto de presencia con el afán de escuchar al único DJ nacional del line up del sábado: Arturo Moncada aka Artro con su minimal tech ideal para la jornada que recibía a grandes exponentes de Diynamic Records para la noche; además, nos dio tiempo de escuchar el set melódico de Zach Walker (uno de los miembros de Pink Mammoth y que también se ha venido presentando bastante en Costa Rica). Durante la tarde-noche algunos artistas latinoamericanos tuvieron su spot en este evento tal es el caso del mexicano Gil Montiel y el ecuatoriano Slurm.

Entrando la noche la gente empezó a llenar el pool party y apareció Karmon directo desde Holanda quien fue una gran sorpresa para quienes no sabían nada de él, de hecho nos pareció interesante como la gente llegó a la fiesta del día 5 sin conocer mucho sobre los artistas de Diynamic Records, incluida Magdalena, una de las pocas mujeres en el line up y que de paso fue de las más gratas sorpresas del festival con un set enérgico hasta decir basta, lleno de melodías y con una línea de bajos sólida y variada, saltando con facilidad entre sonidos de géneros tales como: techno, progressive y el hasta deep house, la cereza del pastel que Ocaso día 5 merecía.

Día #6

Era lunes y con este día llegó el final de esta experiencia llamada: Ocaso. Nuevamente, volvieron los DJs nacionales a poner los pies sobre la arena del Be!

Los embajadores ticos de Ocaso Mauricio de Sostoa & Alex Orias acompañados de algunos nombres conocidos en la escena tica, tal es el caso de Richard Salazar, NIM y los miembros de Electric Animals, tomaron control del lugar desde la tarde para servir la noche a los invitados sorpresa Doc Martin y Andreas Henneberg, dos veteranos del dancefloor que luego de tres años consecutivos en el festival ya son como de la casa y tienen un espacio grandísimo en el corazón del público.

Está claro que cada edición de Ocaso que pasa nos nutre y nos une como país y como escena electrónica. Por esta razón, la presencia de un público cada vez más exigente y una organización que mejora año tras año es parte de la realidad inmediata y futura de la comunidad de música electrónica en Costa Rica, y sin dudarlo nos atrevemos a decir que desde ya estamos esperando la edición 2020.

Edición : Raquel Solís Barquero